sábado, 24 de julio de 2010





cada vez me resulta más coherente y menos escandalosa la teoría que reza que cada ser vivo del planeta corretea por ahí con una serie de hilos imperceptibles que lo conectan con algunos otros. debemos tener unos dieciséis o diecisiete. son hilos finitos. de un material parecido al acero. pero no tan brillante. y en ese correteo vacante y expedito los hilos se van cruzando. se tocan. se repelen. se abrazan. a veces se enredan. en ciertas ocasiones se cortan. cade mencionar que esto no sucede habitualmente, puesto que el material suministrado por la empresa proveedora de hilos finitos de un material parecido al acero pero no tan brillante asegura ser irrompible. pero ya sabemos que el uso indebido del producto hace que perdamos la garantía. está escrito en la letra chica. edgar, un señor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

yo eestoy buscando la garantia, sip

Ya sabia de esos hilos
como sea.. la cantidad depende de uno mismo

Era un papel... alguna vez lo vi

miércoles!!!

jaja

Saludos bloggerianos barrilete
(o debo tirar del hilo??)

Luz dijo...

uy, este no lo habia leido, me lo salteé...

jajaja